Adaptando “Dixit” al aula de Infantil

Ya sabéis que me gustan los cuentos, el juego y fomentar la creatividad entre el alumnado. Pues para quien no conozca Dixit, resulta que es una mezcla de todo eso.

Copia de Sobre Montessori y sus 40 alumnos

Dixit es un juego con una serie de cartas ilustradas de una manera muy llamativa y un tablero con contadores en el que el jugador “encargado” del turno es el cuentacuentos, elige una de las cartas de su mano, le pone un título (una frase, una palabra, un lo que sea que le inspira la imagen que ha elegido) y la pone bocabajo en el centro de la mesa. El resto de jugadores harán lo mismo procurando elegir la carta de su mano que consideren que se ajusta más a lo que haya dicho el cuentacuentos, de manera que todas se mezclarán, y tendremos que elegir cuál de todas creemos que es la carta original, la que describió el cuentacuentos. Así, en cada ronda reciben puntos: el cuentacuentos (si alguien pero no todos han adivinado su carta, para que no pueda ponerlo demasiado fácil ni demasiado difícil), aquellos que hayan acertado, y aquellos que reciban votos sin ser el cuentacuentos.

IMG_20181025_172107

¿En qué carta estoy pensando si digo “Invertido”?

IMG_20181025_172833

¿Y si digo “Amor imposible”?

Yo ya había jugado a este juego (concretamente en la sala de profesores de un cole durante los patios jajaja), pero desde que vi esta completísima reseña de Bebé a Mordor, me entraron muchísimas ganas de utilizarlo en clase, y las palabras clave para que me guste tanto son, claramente, creatividad y empatía. La creatividad es evidente en el momento en que tenemos que mirar más allá de la descripción objetiva, de manera que lo que cada uno pueda inventar será su respuesta única e irrepetible, comunicará su visión del mundo, y, por supuesto, no habrá respuestas correctas o incorrectas, mejores o peores, pues cada una será igual de válida como cualquier otra; y la empatía porque para jugar no sólo tenemos que pensar en cómo vemos nosotros las cosas sino sobre todo en cómo las pueden ver los demás. Si a eso le sumas el desarrollo de la expresión verbal y lo preciosas que son las ilustraciones de las cartas… irresistible.

IMG_20181025_171624

Pero aunque Dixit es un juego al que se puede jugar en familia por tratarse de unas reglas asequibles, está recomendado para mayores de 8 años… ¿quiere eso decir que en infantil no podemos acceder? Para nada, sólo hay que poner un poquito de imaginación de nuestra parte para adaptarlo a las necesidades del alumnado de esta edad, y eso es lo que he tratado de hacer y os cuento a continuación.

Es de mencionar que, como podéis ver en la reseña de Bebé a Mordor que comentaba, hay un total de 8 juegos de Dixit entre original y expansiones, y, personalmente, he tomado la decisión de comprar directamente la expansión número 4 llamada “Origins”. ¿Por qué no he elegido el Dixit original y me he decidido por esa expansión?

IMG_20181025_171110

  • Algo a favor del Dixit original es que viene con tablero y contadores (muy monos, por cierto 😍), algo que las expansiones (excepto Odysey) no tienen. Pero a mí me parece algo más bien limitante, porque para un aula el tablero es pequeño y hay pocos contadores (6). No es nada difícil hacerse un tablero propio, que además podemos imprimir en A3 para que sea algo más grande y por tanto más acorde a las necesidades de un aula. Y lo mismo con los contadores. Os dejo por aquí el mío por si queréis utilizarlo. Como véis es muy minimalista, pero no necesitamos más, ¿verdad?
  • Las ilustraciones del Dixit original están muy bien, pero la del Origins me parecen más sugerentes, y además me gustó mucho la descripción del post de Bebé a Mordor, pues efectivamente “transmite la sensación de haber ilustrado toda una colección de relatos del mismo mundo” (…) “considero esta expansión como una apuesta maravillosa para organizar juegos de elaboración de narrativa conjunta o individual, para la creación de nuevos mundos e historias”. Ya veréis que esto es esencial en la propropuesta que lanzo.
  • Y por último las expansiones son algo más baratas que el juego original, cosa que nunca viene mal.

Una vez sabemos por qué vamos a jugar a Dixit en clase y con qué material, pensemos el cómo. Para aprovechar este juego al máximo, he diseñado 6 fases, gracias a las cuales nos vamos a ir preparando para jugar al juego “como toca”, y vais a ver que esas 6 fases no son dependientes de que finalmente se juegue al juego o no, sino que tiene mucho interés cada una de ellas por sí misma.

Fase 1: Describe la imagen.

Fácil, sencillo y para toda la familia, que es algo imprescindible para empezar. Pero además, la descripción nos preparará para las siguientes fases y facilitará que éstas tengan más chicha. Al tratarse de imágenes no habituales y con gran cantidad de detalles, esta primera fase ya será bastante entretenida. Y una vez hayan pillado el tranquillo a esto de describir, incluso podemos hablar de los adjetivos, obviamente el función de cómo se desarrolle la cosa…

IMG_20181025_173346

Un león en un sillón, pero… ¿cómo es el león? ¿Cómo es el sillón? ¿Hacia dónde mira? ¿Qué hay a su alrededor?

Fase 2: ¿Qué sientes al ver la imagen? ¿Qué te transmite?

Una vez hemos aprendido a sacar información objetiva, pasamos a lo subjetivo, a mirar en nuestro interior y expresar lo que nos sugiere a nosotros mismos, de manera personal e intransferible. Aprendemos así un poquito de nosotros mismos, a expresar sentimientos, a entender que cada uno puede sentir cosas distintas, a respetar los sentimientos de los demás…

IMG_20181025_173250

¿Extrañeza? ¿Miedo? ¿Inquietud?

Fase 3: ¿Qué crees que siente/n el/los personajes/s?

Tras hacer trabajo de introspección, comenzamos con la empatia. Si tú fueras el personaje (de haberlo), ¿qué crees que sentirías? ¿Te gustaría estar en su lugar? ¿Por qué? Esto será muy difícil al principio, la empatía se desarrolla muy lentamente durante la infancia y debemos tenerlo en cuenta para entender sus respuestas (que no para corregirlas), pero las dos fases anteriores pueden ayudar, pues poder tener en cuenta todos los detalles de la imagen, así como ver las diferentes emociones que puede despertar una misma carta por lo que han comentado los compañeros, será un poquito más fácil.

IMG_20181025_173405

¿Dolor? ¿Melancolía? ¿Abandono?

Fase 4: ¿Qué ha pasado? ¿Qué crees que pasará después?

Ahora la tarjeta es el presente, pero ¿cómo se ha llegado a esa situación? ¿Por qué ha pasado eso? Aquí ya es dejar volar la imaginación, y aunque la construcción del pasado es algo que les va a costar, seguro que nos van a sorprender, pues en esto son especialistas y además se retroalimentan los unos a los otros. Y además podemos imaginar también el futuro. Ya sabéis, causa – consecuencia…

IMG_20181025_173648

Quizá el ser humano está contaminando tanto el planeta que los animales están empezando a mutar, y se han reunido para darse apoyo y consuelo, pero el ser humano se da cuenta de que les está haciendo daño y empeza a tomarse en serio el cuidado del medio ambiente… o quizá están invocando a la fuerza de la naturaleza que todo lo puede para que les ayude. ¿Lo conseguirán?

Fase 5: Historia combinando tarjetas.

Y aquí vamos, de nuevo, un poquito más allá y lo ponemos más complicado. Al principio podemos elegir varias tarjetas, quizás basándonos en las fases anteriores, ordenarlas al gusto y contar una historia con ellas, por muy loca y tonta que sea, ¡incluso mejor si lo es, que será más divertido! E incluso la premisa puede ser ordenar una serie de imágenes que hayan sido escogidas al azar y, de nuevo, contar una historia. Esto ya es ir a tope ;)

Al fin y al cabo estamos creando secuencias lógicas, pero de esas que no matan la creatividad, es decir, que, como decía antes, no tienen una única respuesta posible.

IMG_20181025_173858

Eligiendo las tarjetas: Un barco varado en la playa fue descubierto por un pez que tuvo la gran idea de ir a buscar al navegante más experto de todos los tiempos, aquél que sabía navegar en un zapato. Y el navegante resultó tan diligente en su trabajo que no sólo reparó el barco sino le dio la capacidad de volar por encima del mar.

IMG_20181025_174118

Al azar: Había una vez un castillo hecho de piedra donde vivía un rey ciervo a quien le encantaba nadar con sus criados humanos, pero quien realmente tenía poder en aquel castillo era su pájaro con moño, pues con solo una mirada hacía temblar al monstruo más fiero.

Fase 6: (avanzado) Jugar al juego en sí.

Todas las fases anteriores nos van preparando para jugar al Dixit de la manera más parecida posible a la original.

Aquí el problema es el número de personas, pero podemos jugar por equipos, para que se ayuden entre ellos a elegir cartas, a poner títulos o incluso a construir sus primeros esbozos de estrategias. Hay bastantes cartas, así que incluso podrían jugar por parejas. Hay algo que me gusta mucho de este juego y que es un punto muy a su favor al usarlo con estas edades, y es que en cada jugada todos los jugadores tienen algo que hacer y sólo tienen que esperar a que el cuentacuentos diga su frase, por lo que será fácil tenerlos enganchados sin desesperarse porque no les llega el turno.

Se me ocurre utilizar una cámara de documentos para que se vean bien grandes las cartas elegidas por todos, o en caso de no disponer de ella (que es lo más habitual), pues una foto rápida enviada al correo en un momento puede servir para proyectarla en la pizarra.

Tampoco sería mala idea cogerlo como una rutina más de la asamblea, en la que guardemos de alguna forma (¿en sobres rotulados con nombres de equipos?) las cartas para seguir al día siguiente con la siguiente jugada, pues así no se hace largo ni pesado, y nos aseguramos de tener como mínimo una actividad muy creativa al día.

Respecto a los puntos, yo casi que ni los contaría, me parece que ensucian un poco con competitividad un juego que puede ser tan enriquecedor en todos los sentidos… creo que el hecho de haber sido capaz de ponerse en la piel del otro ya es premio suficiente.

Y, por supuesto, algo que trataría de hacer siempre es preguntar por qué han escogido la frase o la carta en cada caso, pues es un ejercicio magnífico de expresión oral y pensamiento lógico, y además estoy segura de que de ahí pueden salir verdaderas joyitas para el recuerdo, de esas frases que estás deseando tener un momento para apuntarlas para que no se te olviden.

Y nada más por hoy, que ya os he dado mucho la murga. Contadme qué os ha parecido, si os gusta el juego y sobre todo si estas fases os parecen una buena manera de llevarlo al aula. Y no os despistéis que pienso volver en breve para la adaptación de otro juego a nuestro ciclo ;)


Edito porque se me ocurrió la idea de jugar de alguna manera a esta adaptación de Dixit vía las historias de Instagram, y la verdad es que las respuestas son bastante chulas y no quería compartirlas en las mismas historias y que se perdieran en 24h. Puede que haya más ediciones, porque ha sido divertido :)

Dejo aquí las respuestas, que no tienen desperdicio:

 

 

 

 

 

img_0334.jpg

img_0335

img_0337

Anuncios

3 pensamientos en “Adaptando “Dixit” al aula de Infantil

  1. Pingback: Adaptando “Virus” al aula de Infantil | Entre Actividades Infantiles

¡Opina, que es gratis!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s